Artículos

30.nov.2012 / 10:29 am / Haga un comentario

En sintonía con los valores humanistas que encarna la revolución bolivariana, la candidata socialista a la gobernación del estado Monagas, Yelitza Santaella ha realizado la entrega de ayudas y donativos que contribuyen a mejorar la calidad de vida de cientos de monaguenses en condición de discapacidad y de escasos recursos económicos.

El  señor Gustavo Cancino recibió una silla de ruedas que le permitirá superar las secuelas  generadas por un accidente cerebro vascular. “Mi vida cambió con esta enfermedad. Yo era taxista desde hace más de treinta años. Era mi forma de  llevar el pan a mi casa”, expresó.

Para Gustavo Cancino, como para cientos de monaguenses que han sido visitados directamente por la candidata Yelitza Santaella en sus recorridos, el proceso de ayuda dejó de ser el papeleo burocrático. “Yelitza vino, vio mi situación y en pocos días me llamaron para darme la noticia… y ya lo ven, aquí estamos recibiendo estas ayudas. Gracias al Presidente Chávez por haberla enviado a Monagas para velar por este pueblo humilde y trabajador”, manifestó con inocultable emoción.

Y es que para Yelitza Santaella resulta inconcebible que el gobernador saliente haya dejado una estela de olvido para con el pueblo monaguense.

“Con el corazón de mujer revolucionaria hago entrega de estas ayudas a mi pueblo. Estas personas le he encontrado en mis recorridos por las diferentes parroquias y sectores. Son casos críticos de salud, niños, mujeres y hombres que clamaban por una mano amiga, por alguien que los escuchara… y a eso vine a Monagas, a oír al pueblo, a luchar junto con todas y todos los monaguenses por esta región”, acotó Santaella.

Sillas de ruedas para adultos y niños, aportes para tratamientos médicos y hasta una cama clínica, fueron los equipos entregados por Yelitza Santaella a más de 150 personas en condición de discapacidad o con necesidades críticas, a quienes ha llegado durante los recorridos que ha venido efectuando casa por casa en los diferentes sectores, calles y parroquias de Monagas.

Karina Rodríguez, otra de las beneficiarias de este programa de ayuda al pueblo expresó: “es una muestra de amor hacia el pueblo humilde. Yelitza llegó a mi barrio y cuando tocó la puerta de mi casa, no solo vino por mi voto, vino porque tiene la misión de ayudar al pueblo como lo quiere el comandante Chávez”.

Edián M., de once años de edad, residente en el sector las brisas del Orinoco en Maturín, fue uno de los niños que recibió de manos de la candidata una silla de ruedas. El niño agradeció la donación con un hermoso gesto que conmovió a la candidata: una canción de su autoría que compartió con los presentes.

“Quiero decirle a Yelitza que estoy feliz; yo sabia que ella no me iba a fallar, cuando me visito en mi casa, me prometió una silla de y hoy me está cumpliendo su promesa… le doy gracias a Dios y a Chávez por tenerla para este pueblo que tanto la necesita”, expresó Edián, quien aprovechó para pedirle una computadora que servirá para hacer los trabajos de la escuela.

Así, continúa la misión de Yelitza Santaella en el estado Monagas, para atender a este pueblo que ha sido olvidado y mal tratado por el gobernador opositor.  Todas las semanas, son cientos de monaguenses que acuden a Yelitza en busca de auxilio… y en ella consiguen una mano amiga.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.